Más vale prevenir que curar

A veces recibimos llamadas de locales de restauración, de estética, de alimentación, etc. porque les ha pasado la Inspección de Sanidad y les piden que tengan la documentación al día conforme una empresa externa de control de plagas realiza el servicio en sus instalaciones.

Los controles oficiales de Sanidad están regulados por la legislación europea con el objetivo de que haya el menor riesgo posible para la salud pública. Estos controles se realizan de manera periódica dependiendo de la actividad que se desarrolle en el local, aunque también se pueden hacer dando respuesta a alguna denuncia.

Hace unas décadas el servicio de control de plagas se tenía que realizar con el local cerrado y por la noche para que no hubiera nadie, por su alta toxicidad. Actualmente, con la nueva generación de productos, eso ha pasado a la historia. Ahora no es necesario cerrar el comercio para poder hacer este tipo de servicios. No obstante, consideramos importante adaptarse y realizar el tratamiento en un horario que para el cliente no suponga una molestia; sería impensable pasar a hacer este servicio en un restaurante que está en plena hora de desayunos o comidas, por ejemplo.

No necesariamente debe haber un problema en un local para realizar un control de plagas, también se debería hacer para prevenir que lo haya. Si mimamos nuestro negocio, mimamos a nuestros clientes.

Decir “mientras no pase Sanidad me voy a esperar para hacer el control de plagas” no debería ser una opción, ya que si surge un problema sin preaviso (una rata que me ha entrado de la calle, una caja que me ha venido con cucarachas del proveedor, …) no habrá nada que lo elimine en ese momento y comenzará a criar dentro del local.

Cómo se ha dicho siempre “más vale prevenir que curar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *